Querido Bogarde

Una visión diferente sobre la actualidad del F.C. Barcelona

No me importa lo que haga Ronaldinho

ronaldinhoParece que en los últimos días no abundan las noticias como para llenar las páginas de los diarios deportivos. Si no, no se explica cómo el diario SPORT, repentinamente, se decide a hacer un profundo análisis de la situación de Ronaldinho, ex jugador del Fútbol Club Barcelona y actual integrante del plantel que dirige Carlo Ancelotti en Milán.

La encrucijada del rotativo catalán contra el gaúcho se divide en tres artículos: en el primero de ellos se examina al detalle la situación actual del brasileño y cómo la llegada de David Beckham al cuadro lombardo le ha influido negativamente, llegando a apartarlo del equipo titular en cuatro partidos consecutivos; en el segundo, el señor Iván San Antonio nos cuenta una historia que se remonta a junio del año pasado, cuando, según asegura, Sandro Rosell y el futbolista de Porto Alegre llegaron a un acuerdo por el que el jugador se quedaría en Barcelona a cambio de una considerable rebaja de su salario, siempre y cuando la famosa moción de censura triunfara y el empresario se convirtiera en presidente; en tercer y último lugar tenemos una supuesta noticia en la que se comenta el posible interés del Manchester City por Ronnie.

Las tres informaciones podrían ser ciertas. De hecho, la primera de ellas lo es. La segunda deja alguna que otra duda, sobre todo conociendo el gran aprecio que el brasilero muestra por los billetes color morado. La tercera atiende a las ambiciones de un club, y más concretamente sus dueños, y al deseo de hacerse con cualquier jugador de renombre del panorama futbolístico europeo.

La cuestión es que Ronaldo de Assis es pasado del Barça y los aficionados ya nos hemos olvidado de él. Todos y cada uno de los hinchas culés conocíamos que el Balón de Oro del año 2005 fracasaría en Italia. No nos importa. A los nuestros les va a las mil maravillas sin él y estamos más que contentos de que Ronnie haya dejado de infectar el vestuario azulgrana. Nos da igual si juega o no juega, si llora o ríe; sabemos que su carrera profesional va cuesta abajo. Él nos abandonó y despreció la camiseta del club que le dio todo (y al que él también le dio todo).

Lo repentino de este asunto da que pensar. Quién sabe si nuestro “querido” Roberto, hermano del futbolista, se haya dado cuenta un poco tarde del error que era el abandonar Barcelona. Quizá intenta promocionarse en esos panfletos a los que un día ayudó llenándolos de rumores durante meses. A lo mejor, Ronaldinho se ha dado cuenta de que su cuarto de hora ya pasó y que, en tan sólo unos meses, ha pasado de ídolo a olvidado, en Cataluña y en Milán. Podría incluso querer volver al Barça.

No me importa lo que haga. Como si le da por emular a su compatriota y tocayo más famoso y se decide a zampar hamburguesas hasta reventar.

Que te jodan Ronnie.

DoKiÈh – 04.02.09

Archivado en: Historia, La prensa, Protagonistas, , , , , , , , , , , ,