Querido Bogarde

Una visión diferente sobre la actualidad del F.C. Barcelona

La plenitud

Quizás el 27 de mayo de 2009 haya superado al 17 de mayo de 2006. Aquel día era el cumpleaños de servidor: llegaba a  la mayoría de edad y el Barça me regalaba la primera ‘Orejona’. Ayer me regaló más: me dio orgullo, ése que tenemos que sentir cada uno de los barcelonistas que ocupamos un lugar en el mundo. Ayer el Barça dejó de ser víctima para convertirse en verdugo. Teníais que haber visto las caras de mis compañeros de Facultad cuándo he aparecido con la camiseta esta mañana. Nadie levantaba la mirada del suelo.

Tras mucho renegar, tras innumerables fatalismos, después de esperar tanto por un momento de gloria… resulta que un buen día ocurre: el mundo se rinde a ti. Cualquier sello culé que haya sido paseado hoy es admirado, respetado y alabado por cualquier amante de este deporte. No hay discusión: Pep y los suyos merecíann un puesto de honor en el salón de la fama futbolística. Incluso aquellos que clamaban por la suerte azulgrana contra el Chelsea sabrán que fue necesaria. Este equipo la merecía. El fútbol la merecía. Si alguien debía sentar cátedra, ése era el Barça de anoche.

Por eso me siento pleno, orgulloso y superior. Eso es lo que se siente cuándo todos deben levantar la vista para verte. No es prepotencia, es alegría, pero no una cualquiera, sino la plena. Sólo poder presumir dentro de unos años de que “yo viví aquel Barça” (porque a este equipo no hay que verlo, sino sentirlo) es para descansar en paz. Porque ya no podrán ponernos la etiqueta de segundones, no. Ahora tenemos algo que nadie consiguió: el triplete.

No puedo pedirles nada a los jugadores. Ni siquera a Pep. Ya me han dado más de lo que quería. Quizás esto nunca se vuelva a repetir. Quizás sí, pero yo no lo vea. El caso es que este se disfrutará siempre, se recordará y quedará guardado en la retina, ya no sólo de los culés, sino de los amantes del fútbol. Porque ayer el Barça se doctoró, aprobó con matrícula de honor y demostró que no es utópico ganar y encandilar. Ni siquiera desearé que se mantengan. No hay que exigir. Ya nos han dado la plenitud, algo que nunca tuvo nadie en este país.

P.D. Propongo poner el nombre de cada jugador a una calle en Barcelona. Estos se lo merecen. ¡Ah! Y la de Pep también, por supuesto.

Pichi – 28.05.2009

Anuncios

Archivado en: Champions, En la cancha, General, Protagonistas, , , , , , , ,