Querido Bogarde

Una visión diferente sobre la actualidad del F.C. Barcelona

La plenitud

Quizás el 27 de mayo de 2009 haya superado al 17 de mayo de 2006. Aquel día era el cumpleaños de servidor: llegaba a  la mayoría de edad y el Barça me regalaba la primera ‘Orejona’. Ayer me regaló más: me dio orgullo, ése que tenemos que sentir cada uno de los barcelonistas que ocupamos un lugar en el mundo. Ayer el Barça dejó de ser víctima para convertirse en verdugo. Teníais que haber visto las caras de mis compañeros de Facultad cuándo he aparecido con la camiseta esta mañana. Nadie levantaba la mirada del suelo.

Tras mucho renegar, tras innumerables fatalismos, después de esperar tanto por un momento de gloria… resulta que un buen día ocurre: el mundo se rinde a ti. Cualquier sello culé que haya sido paseado hoy es admirado, respetado y alabado por cualquier amante de este deporte. No hay discusión: Pep y los suyos merecíann un puesto de honor en el salón de la fama futbolística. Incluso aquellos que clamaban por la suerte azulgrana contra el Chelsea sabrán que fue necesaria. Este equipo la merecía. El fútbol la merecía. Si alguien debía sentar cátedra, ése era el Barça de anoche.

Por eso me siento pleno, orgulloso y superior. Eso es lo que se siente cuándo todos deben levantar la vista para verte. No es prepotencia, es alegría, pero no una cualquiera, sino la plena. Sólo poder presumir dentro de unos años de que “yo viví aquel Barça” (porque a este equipo no hay que verlo, sino sentirlo) es para descansar en paz. Porque ya no podrán ponernos la etiqueta de segundones, no. Ahora tenemos algo que nadie consiguió: el triplete.

No puedo pedirles nada a los jugadores. Ni siquera a Pep. Ya me han dado más de lo que quería. Quizás esto nunca se vuelva a repetir. Quizás sí, pero yo no lo vea. El caso es que este se disfrutará siempre, se recordará y quedará guardado en la retina, ya no sólo de los culés, sino de los amantes del fútbol. Porque ayer el Barça se doctoró, aprobó con matrícula de honor y demostró que no es utópico ganar y encandilar. Ni siquiera desearé que se mantengan. No hay que exigir. Ya nos han dado la plenitud, algo que nunca tuvo nadie en este país.

P.D. Propongo poner el nombre de cada jugador a una calle en Barcelona. Estos se lo merecen. ¡Ah! Y la de Pep también, por supuesto.

Pichi – 28.05.2009

Archivado en: Champions, En la cancha, General, Protagonistas, , , , , , , ,

Algo ha cambiado

villa_esp-ing

¿Qué más podemos decir de esta selección española que no se haya dicho? El de esta noche, catalogado erróneamente como “amistoso”, se terminó convirtiendo en nuevo paseo de los de Del Bosque. Otra exhibición que, de no ser porque a los nuestros les falta una pizca de agresividad y de “malicia” para terminar por golear a los rivales (lo contrario de lo que le sucede al Barça), podría haber terminado en una aplastante y humillante derrota sobre el combinado inglés.

En cuanto a los jugadores del Barça, todos rallaron a un buen nivel. El debut de Piqué fue tranquilo, sin mayores complicaciones y sin mucho trabajo ante un Heskey al que, desde siempre, le encanta comer césped. De Xavi no hace falta comentar nada. En cada partido da el máximo y nunca baja del notable. En la noche de hoy fue un tanto eclipsado por la gran actuación de un auténtico mago de esto del fútbol: Andrés Iniesta. Para hacer un resumen rápido y no acabar tirando de adjetivos difamatorios hacia el lento y horrible medio del campo británico y hacia el que lo dirigía, diremos que el de Albacete hizo lo que dio la gana. Para el que no tuvo la suerte de contemplar el encuentro, le invitamos a imaginarse a Maradona jugando a la pelota con su perro.

No me gustaría olvidarme de Carles Puyol, el capitán blaugrana, que no pudo estar presente en la cita en el Sánchez Pizjuán debido a la lesión que le mantiene apartado de los terrenos de juego. Y es que el detalle que tuvo el catalán al manifestar su intención de acompañar a los suyos para el choque frente a Inglaterra me parece, sencillamente, excepcional. Todavía debe haber alguno que otro que siga pensando que el hecho de que Puyol sea de donde es influye de una manera u otra en su rendimiento (magnífico rendimiento, por cierto) con la selección nacional. A esos, el central azulgrana les ha callado la boca tantas y tantas veces que ni siquiera les quedan excusas estúpidas por soltar para mantener sus argumentos.

Del resto del equipo, decir que el gran estado de forma de Xabi Alonso se ve, por fin, reflejado en ‘la roja’ además de en el Liverpool. Marcos Senna, por su parte, parece que se transforma cuando viste la elástica nacional; con el Villarreal tiene partidos buenos y partidos regulares, con España todos son sobresalientes. Del resto poco más que decir. Unos bien y otros mejor. Capdevilla, Arbeloa (buen encuentro), Silva, Villa (que marcaría hasta si le pegaran un tiro cuando fuera a chutar), Torres, Llorente y compañía rallaron a un buen nivel, contagiados por el buen ambiente y juego del conjunto en general.

La buena racha que nos llevó a ser campeones de Europa comenzó en Old Trafford, ante Inglaterra. Italia por dos veces, Francia, Argentina y Alemania cayeron en el camino. Algunos incluso se atreven a pronosticar que la que falta, es decir Brasil, será derrotada en Johannesburgo el 11 de julio de 2010. Todavía queda mucho para eso. La cosa no pinta mal, pero, por ahora, no es más que un sueño. Un sueño que cada día que pasa parece menos inalcanzable.

Algo ha cambiado.

Y ya no sólo lo decimos nosotros. Son muchos los que han notado esta transformación. Uno de ellos es Rio Ferdinand, defensa central del Manchester United y de los pross, que el lunes definió perfectamente qué era y qué sucedería en el España-Inglaterra de hoy.

“Inglaterra le puede ganar a cualquiera”, dijo Rio.

España no puede, sino que le gana a cualquiera, digo yo.

DoKiÈh – 12.02.09

PD: Debido a que la libertad de pensamiento, o la libertad en líneas generales, todavía impera en cierto modo en este mundo en el que vivimos, hemos decidido que en este blog del Fútbol Club Barcelona también se hablará de la selección, ya que las dos personas que llevamos esta bitácora nos sentimos culés y españoles a mucha honra y por muy mal que les pueda parecer a algunos individuos afines a ciertas ideologías.

Archivado en: Selección, , , , , , , , , , , , , , ,

Frenar la euforia

guardiola_thinkTodas las semanas ocurre lo mismo. El Barça vence y da espectáculo y a Guardiola le toca comparecer en rueda de prensa. Siempre se le hace la misma pregunta, a veces “escondida” entre sustantivos como ‘triplete’ o récord. El mensaje de Pep no cambia: “hay que frenar la euforia”.

A algunos les parecerá un poco repetitivo, incluso pedante, pero no podría estar más de acuerdo con el técnico blaugrana. No hemos ganado absolutamente nada. Las estadísticas y los récords de enero no sirven en mayo.

Lo más curioso de todo es que, después de semanas lanzando el mismo aviso, tuvo que ser Pochettino el que viniera a frenar la euforia barcelonista en un partido que, aparte de los detalles contados que nos dejó (cambio de actitud en el Espanyol, la inoperancia que a veces muestra el centro del campo culé cuando Xavi no está), fue horrible, un auténtico tostón.

Pero volvamos al tema que nos concierne. La prensa, tanto catalana como madrileña, no escatima en elogios hacia el cuadro azulgrana e incluso le adjudican el campeonato cinco meses antes de que éste finalice. De locos, aunque haya doce puntos de ventaja sobre el segundo. Los jugadores, gracias al buen hacer de Guardiola, no se lo creen en ningún momento y, conscientes de que falta mucho, siguen disputando cada encuentro como si se tratase de una final. Tan sólo personajes acabados en el mundo del deporte rey como Míchel Salgado se atreven a decir que los futbolistas del Barça ya festejan el título, cuando estos simplemente celebraban la victoria sobre el eterno rival.

Todos sabemos de sobra que las verdaderas pruebas de fuego no fueron las del Valencia, Atlético, Sevilla y compañía. Están por llegar. Si este Barcelona es tan imbatible como dicen y puede marcar una época, las grandes victorias las tendrá que lograr donde lo hacen los grandes equipos: en Europa. Para un club como el Barça, la Liga se queda pequeña y el ‘triplete’ aún está lejos.

¿La euforia? La dejamos para cuando pegue el sol en Canaletas.

DoKiÈh – 22.01.09

Archivado en: El entorno, En la cancha, , , , , , , , ,